domingo, 20 de diciembre de 2009

Los tres deseos


Lee el siguiente cuento y completa los espacios en blanco con los tiempos del pretérito imperfecto, pretérito indefinido o presente de subjuntivo.

Los tres deseos

Una tarde de invierno un campesino y su esposa se lamentaban:

-¡Ay! -decía la esposa- Seríamos tan felices con un poco más de lo que tenemos.
Apenas (ella, decir) ................................ esto cuando la habitación se llenó de luz y los campesinos (ver) .................................. frente a ellos a un hada muy hermosa que les habló así:

- He oído vuestras quejas y quiero ayudaros. Os concederé tres deseos. Pero pensadlo bien, ya que sólo os daré las tres primeras cosas que pidáis.

- Yo creo que lo mejor es pedir salud, alegría y larga vida... -..............o el marido-

- ¡Estas loco! ¿De qué nos sirve eso si no tenemos dinero? Yo prefiero tener fortuna, belleza y ser una gran señora. Los dos (quedarse) ............................... mirando el fuego pensativos. De pronto la mujer exclamó.

-¡Ay! ¡Cómo me gustaría tener una hermosa morcilla para cenar!
Apenas dijo esto cuando una enorme morcilla (caer) .......................... por la chimenea.

- ¡Maldita mujer! ¿(Tú, ver) ............................. lo que (tú, hacer) ¡(Tú, desperdiciar) ....................................... uno de los tres deseos. ¡Ojalá esa morcilla (pegarse) *a ti ............................................... en la nariz.

Inmediatamente la morcilla (saltar) ......................... hasta la nariz de la mujer y se le quedó pegada allí.

La desesperación del matrimonio no tuvo límites. Ella lloraba desconsolada y él procuraba calmarla. Aún les quedaba un tercer deseo y tenían la oportunidad de hacerse ricos. Pero ¿de qué valía mucho dinero si la mujer tenía que pasar el resto de su vida con aquella morcilla en la nariz?

Finalmente el marido (pedir) ...............................: ¡que la morcilla (separarse) ........................... de la cara de mi esposa!

Y, en efecto, así (suceder) .............................

Ya calmados, los dos campesinos (reconocer) ........................................... que el hada les había dado una lección. Llevados por la ambición habían perdido todo y, además, se habían peleado.

- Al menos -dijo la mujer- nos comeremos la morcilla los dos juntitos.



http://www.almanaqueept.org/Publicaciones/1967/196736.pdf

LA IMAGEN ES DE GOOGLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Seguidores

Personas que han visto mi blog

Buscar en mi blog

Archivo del blog